Mi primer MOOC

Breve historia de mi primer MOOC con Educalab: PLE para la función docente

Embed

  1. Empecé cargado de curiosidad, ilusión, y un poco de preocupación por la poca disponibilidad de tiempo. Mis objetivos principales eran:
    2. Aprender de y con otras personas con intereses previsiblemente comunes.
    3. Acercarme por primera vez a un MOOC en la práctica.
  2. La nube de intereses extraída de mi site profesional lenguamental. Conocía la herramienta, pero fue una buena ocasión para explicitar términos clave de esta forma original.
  3. La reflexión sobre Twitter fue muy enriquecedora. Por una parte, el análisis de una cuenta profesional (en mi caso Ramón Flecha) me llevó a ser consciente de las carencias en la gestión de la mía. Una de las mejoras que me apliqué inmediatamente fue la configuración de listas.
  4. Gracias al MOOC me he tomado el tiempo de mirar hacia atrás y encontrarme con esta representación de mi PLE digital que hice hace ya tres años. Como tres años es mucho tiempo veo la necesidad imperiosa de retomar este mapa y actualizarlo. Lo haré, seguro, pero necesito encontrar el momento.
  5. El trabajo sobre intermediación en los contenidos de Internet me proporcionó ocasión para a acercarme por primera vez a la elaboración de infografías. Nunca me había sentido atraído por este formato, pero he cambiado de opinión y le veo potencialidades. Eso sí, pienso que la infografía sirve sobre todo para quien la hace, y que es haciéndola como se aprende.
    Además, fue muy enriquecedor reflexionar sobre aportaciones como las de U. Eco y R. Dobelli. Cada vez soy más consciente del riesgo de sobrevolar por miles de conceptos claves sin profundizar en ninguno. Y cada vez veo más claro, en este tema también, que lo importante es el propio trabajo de selección, crítica y enriquecimiento por parte del alumnado, más que el filtro que  que el profesorado podemos ejercer entre Internet y ellos.
  6. Esta es otra de las actividades que venía desarrollando desde hace tiempo y que ha sido objeto de reflexión y cambios a raíz de la participación en el curso.
  7. ¿Formar una comunidad? ¿Trabajar en equipo un tema educativo? Reconozco que este ha sido siempre mi caballo de batalla principal. Seguir a la gente, sí, compartir, también, pero de manera totalmente abierta, sin esta complicidad de proyecto común. Finalmente, pensé, es una buena ocasión para intentarlo, y así surgió una pequeña comunidad sobre aprendizaje autónomo de lenguas. Y puestos a romper el hielo, nada mejor que lanzarse al vacío de Youtube en directo. ¡Hay que tener valor!
  8. Aprendiendo lenguas autónomamente
  9. Todo lo dicho bien anotado y detallado en el blog reutilizado para el curso: lenguamental.
    Y llegamos ya al final, como prueba este breve recorrido en Storify, otra herramienta de la que tenía noticia pero que nunca había utilizado. Otra deuda, por tanto, con el curso que se acaba.
    Tengo la sensación de haber avanzado en los tres objetivos que señalaba al principio de este pequeño relato. Tengo también la sensación paralela de que todo esto se mueve más deprisa de lo que uno alcanza a seguir. Quizá otro aprendizaje importante es el de la importancia de centrarse a sabiendas de que se renuncia a muchas cosas para aprovechar de verdad unas pocas.
    Muchísimas gracias a David y compañía. Y también a las aportaciones de tantos y tantos compañeros. Ha sido un placer.
Like
Share

Share

Facebook
Google+