La abuela Tomasa perdida en #mccol2

@blogocorp nos ha pedido que expliquemos una pequeña historia seleccionando algunos de los tuits que hemos mandado al hashtag del máster (#mccol2). Yo, la verdad, ando mal de tiempo, así que le he pedido a mi abuela Tomasa que me eche una mano. Os dejo con ella. ¡Que Dios nos asista!

Embed

  1. ¡Hola, chicos! Soy Tomasa, la abuela de Cristian. Tengo 98 años y, en el ocaso de mi vida, si una cosa me sobra es tiempo. Antes de empezar, quiero hacer una reprimenda pública a mi nieto. Cristian, no has escrito nada interesante en twitter, así que no creo que te incluya en el Storify. A ver si la próxima vez te aplicas más, ¡por Dios! Bueno, y ahora empecemos por el principio. A ver.... a la hora de hacer esta actividad os han surgido algunas dudas. ¿Verdad?
  2. Es normal, chicos. Dudar es de sabios. Y rectificar. Pero sobre todo dudar. Está muy bien preguntarse las cosas e inquietarse por las cuestiones básicas. ¡Yo también me inquieto! Y eso que a mi edad estoy casi de vuelta de todo.
  3. Y menos mal que mi nieto tiene compañeros de buena fe que siempre tienen un consejo o una buena cita en la recámara.
  4. Lo que más me ha sorprendido es lo variado de vuestros intereses. A algunos, por ejemplo, os interesa Marte...
  5. ... a otros, el café...
  6. Y a otros, el baloncesto, un deporte que nunca entenderé.
  7. Me ha gustado mucho ver que sois atrevidos. A vuestra edad podéis serlo. ¡Aprovechad!
  8. ¡Aprovechad!
  9. ¡Os digo que aprovechéis! Si no, cuando lleguéis a mi venerable edad os arrepentiréis. Hacedme caso.
  10. Dejadme que os diga también que es fantástico que seáis tan agradecidos, y que alabéis a vuestra profesora. Supongo que si ha sido capaz de enseñarle algo a mi nieto se lo tendrá bien merecido.
  11. Y me encanta ver que se trata de un amor correspondido.
Like
Share

Share

Facebook
Google+