¿Qué Es El Autismo?

El autismo es una condición singular que la padece un porcentaje importante de la población mundial. Los niños que presentan TGD normalmente actú

Embed



  1. El autismo es una condición singular que la padece un porcentaje importante de la población mundial. Los niños que presentan TGD normalmente actúan igual que un niño con Síndrome de Autismo Síndrome de Asperger en situaciones sociales y presentan algunos otros óbices en otros campos.

    El Trastorno de desintegración de la niñez es generalmente más severo que el Autismo y a diferencia de el resto trastornos del Espectro del Autismo no da señales hasta los 3 4 años de edad, que es cuando comienza a presentar severa regresión en el desarrollo.

    Síntomas que, al ser en la mayoría de los casos egosintónicos con el funcionamiento familiar, pueden pasar desapercibidos; también resulta necesario discriminar y valorar el sentido de conductas aparentemente extrañas que forman una parte del instante evolutivo.

    En cuanto a la etiología, si bien le otorga relevancia a la interacción madre-bebé, a la necesidad de un ambiente previsible normal”, se inclina con considerarla de causas innatas; es esta su postura en relación a todas las psicosis.

    Continúa Mahler con el caso: Cuando Lotta se sentía afligida, todo su cuerpecito era sacudido por sollozos sin lágrimas; sin embargo, no procuraba ni admitía ayuda de absolutamente nadie, sino que se tendía en el suelo y se apretaba contra aquel sólido apoyo.

    Y para finalizar, ASR: autismo secundario regresivo, describe la esquizofrenia, donde el autismo puede ser solo un síntoma, como había dicho Bleuler, enfermedad bien acotada con mecanismos diferentes de los del síndrome autista, por lo que no considero preciso el cambio de denominación.

    En lo que se refiere a la etiología, coincide con Mahler en concederles preeminencia a factores innatos: La idea errada de que a todos los pequeños autistas les ha faltado amor cuando bebés ha conducido a poner excesivamente el acento en causas ambientales, tal como a intentos sobrecompensatorios de solucionar su condición autista” (la bastardilla es mía).

    Los pequeños psicóticos … presentaron un elemento común: un temor permanente por su vida … todos y cada uno de los niños psicóticos sufren a causa de la experiencia de haber sido sometidos a unas condiciones de vida extremas, y la gravedad de sus alteraciones está de manera directa relacionada con el instante en que aparecieron esas condiciones, su duración y el mayor menor grado en que afectaron al niño”.

    El delirio es una manifestación restitutiva que surge como defensa en frente de la pérdida de la realidad, que en el esquizofrénico sucede a la vivencia de fin de mundo, y en el autista se revela en todo su ser.


    Basta con ver esos ojos que se opacan, que parecen no existir, la desesperación que transmiten; en ocasiones es tan bien difícil aceptar en los pequeños esos dolores tan profundos, que el observador no lo resiste, prefiere defensivamente opinar que eso tan hiriente no es cierto, que es solo vacío.

    Desde el nacimiento, y incluso ya antes, se comprueba la distancia afectiva de la madre, como defensa frente a la hostilidad que le lúcida el hijo, que conforme las distintas estructuras psíquicas se manifiesta de forma diversa, no solo en las que presentan un cuadro depresivo, que es el más ir a este sitio web detectable.

    Posteriormente concluí que no solo no han sido erogeneizados sino han sido y prosiguen siendo solo cuerpos para maltratar y manipular; todo gesto espontáneo” está prohibido, desde los primeros momentos de sus vidas.
Like
Share

Share

Facebook
Google+