"Con numerosos monumentos declarados como patrimonio de la humanidad y una cultura milenaria inigualable, esta prestigiosa ciudad imperial, de las más importantes de Marruecos, propone una amplia variedad de lugares destacados para conocer. Marrakech es un metrópoli que necesita que le dediquemos, como mínimo, tres o cuatro días para recorrerla. Sobre todo, para poder inmiscuirnos en sus calles y pueblos y no perder la oportunidad de dejarnos atrapar por su esencia."