Entre tu calle y la mía

Amanece gris plomo en Santiago de la Ribera y aunque parece que hoy va a ser día normal un sonido que llega de lejos presagia que algo extraordinario está a punto de suceder.

Embed

  1. "Entre tu calle y la mía" se escucha el suave chirrido de un carrito de madera, que por su color ámbar, parece de caramelo. Se acerca, va cargado de chocolate con sueños, cruasanes mágicos, tazas que parlotean y cucharillas voladoras. 

  2. Se detiene muy despacio en la calle frente a la Librería "Tahiche" e inquietos, comienzan a tintinear los vasitos de colores que hay sobre una de sus lejas, van rebosantes de yogur, con frutas de bosques encantados; hay flores de lavanda en unas macetitas, que se desperezan alegremente.

    Desde dentro del local, los libros observan entusiasmados y casi se caen de las estanterías de tanto asomarse para ver el carrito. Están muy nerviosos porque esta mañana, se han convocado a los vecinos del pueblo para un desayuno muy especial. Un desayuno que solo los seres maravillosos pueden materializar.

  3. Antonio, el librero, abre la puerta de la pequeña biblioteca y las impacientes letras que estaban agolpadas en el umbral de la entrada, salen como un torbellino a la calle formando una inmensa alfombra de frases que emana fantasía.

     

    La maga Loli, la de la confitería Avante, con un divertido guiño despliega las mesas y unos manteles flotantes las cubren. Cari, Elena e Irene, Las hadas doradas, colocan bandejas con brillantes manjares; David, el elfo, da una palmada y aparta las nubes del cielo ¡ahora es azul!

     

    Huele a magia, a café, a pan caliente, a encuentro, a galletas de la suerte, a amistad, a risas ... y los vecinos poquito a poco, van Llegando. Se saludan, se toman de las manos unos segundos porque aun hace frío; tienen la punta de la nariz helada. Se sonríen y cogen un cuenco o un tazón para entrar en calor. Algunos se conocen ... otros aun no. 

     

  4. Y ocurre que cuando todos tienen un libro o una taza entre las manos, todo se transforma, salen personajes de los libros y de repente nos vemos rodeados de heroínas, pintores, seres mitológicos, músicos, poetisas, amigos, monstruos, unicornios ... y tú y yo, unos niños, dos dálmatas y el sol.

     

    Hay gente en la calle y otros, dentro de la librería, recorren el laberinto fantástico de las estanterías ¡cuántas historias misteriosas caben en una balda!

     

  5. "Entre tu calle y la mía", entre tu vida y la mía hay un sueño; un carrito de ilusión que nos convoca, una vez al mes, a sentir entre nuestras manos el cálido latido de una taza, de un cuenco o de un tazón.

     

    Shhh ¿lo oyes? ya se acerca, es el dulce chirrido de unas ruedas ... sigamos su aroma, unámonos a su mágia, a su ilusión.

Like
Share

Share

Facebook
Google+