Desahucios en las agendas públicas, políticas y mediáticas.

La crisis iniciada en 2007 y la explosión de la burbuja inmobiliaria ha traído con sí una elevada morosidad hipotecaria por parte de los ciudadanos españoles. La falta de empleo y el miedo a la perdida de vivienda han hecho de este un tema de interés público, mediático y político.

Embed

  1. Epígrafes:

    ·         Desahucios ¿un problema existente?

    ·         Contribución de la agenda mediática a la causa.

    ·         El elitismo institucional de los afectados por la hipoteca.

    ·         Conclusión. 


  2. Desahucios, ¿un problema siempre existente?

     

    Los desahucios han conseguido una particular importancia en el discurso social de muchos espacios y momentos en la vida de los españoles, pero tal este problema haya cobrado visibilidad ahora, pero al parecer no es un problema nuevo, ¿qué lo convierte entonces en un problema que ocupa la agenda política en la actualidad?


    Los datos llevan a informar a cerca de 400.000 ejecuciones hipotecarias en España desde 2007 hasta el primer semestre de 2012, desde el comienzo de la crisis ha ido en aumento por lo que estos indicadores llevan a definir los desahucios  como un problema político. Estos datos sumados a los sucesos como varios suicidios de personas que estaban a punto de ser embargadas llevan a plantear a los expertos a buscar entonces una propuesta que frene el malestar que viven muchos hogares en España.

    En esta búsqueda de soluciones está el subsecretario de Economía y Competitividad y coordinador del grupo de trabajo sobre desahucios, Miguel Temboury, que aporta cifras y datos importantes sobre desahucios y a su vez cumple el papel de apoyo político necesario para que los desahucios lleguen a formar parte de la agenda política.

     

    ¿Llegará entonces este problema a una solución en la que no salgan beneficiados sólo algunos?, las primeras propuestas cubren solo una parte del problema, pero ¿qué pasa con la otra parte?, los portavoces del gobierno, oposición y entidades financieras deberán llegar a nuevas respuestas del problema y aportar soluciones que beneficien a todos.

     

     

  3. Contribución de la agenda mediática a la causa


    Los medios de comunicación han dado una amplia cobertura a los desahucios en sus espacios. Esto demuestra la gran preocupación ciudadana en este tema.

    Sin embargo no son solo los medios convencionales  quienes han tratado el tema. También los medios no convencionales en Internet como foros, blogs y páginas web  han conseguido una gran importancia mediática. De esta forma se ha popularizado medios como el blog desahucios.org y foros como stopdesahucios.es/ .

    Mediante los medios se ha conseguido introducir el tema de la esfera periférica en la esfera central llegando a aparecer en los medios de comunicación más importantes de país.

    En este caso los promotores informativos son los propios ciudadanos, víctimas de los desahucios y familiares. Debido a la gran repercusión en medios que han conseguido podemos afirmar que poseen un gran poder simbólico ante los periodistas, ya que es un tema de preocupación social.

    La forma de tratar el tema es realizada tanto como cobertura del medio como acceso como fuente , mostrando múltiples casos de desahucios “en persona” y sobretodo los casos de suicidio por estas deudas.

    La cobertura en medios ha conseguido que el tema sea tratado políticamente, llegando a formar parte de la agenda política tanto nacional como intencionalmente  Así se ha demostrado el desacuerdo público con las políticas de embargo y se exige una solución a este problema de la ciudadanía.

  4. El elitismo institucional de los afectado por la hipoteca.


    El modelo de poder teórico al que se enfrentan hoy en día las asociaciones ciudadanas en contra de los desahucios es el del Elitismo Institucional. En dicho modelo las noticias vienen fijadas por la combinación del debate social y la Imposición de las élites.

     

    Los desahucios siempre han sucedido en nuestro país pero esta situación se empieza a acelerar a partir del año 2008 y 2009 como consecuencia de la crisis económica y el fin de la burbuja inmobiliaria. Los primeros desahucios no fueron noticia ni en la agenda política ni en la agenda mediática. Los primeras apariciones del tema en los medios son las relacionadas con las ocupaciones de edificios como señal de protesta. Esto se debe a que  a las rutinas de interacción excluyentes. Es decir, a pesar de que la competición para establecer las agendas no se disputa en igualdad de condiciones. Las prácticas estandarizadas siempre favorecen a los actores con más recursos debido a la interdependencia institucional.


    Para que la notica empiece a ser tratada más en profundidad por los medios de comunicación es necesario que aparezcan asociaciones ciudadanas sólidas y situaciones sórdidas de afectados. Una  causa es la relacione asimétrica entre los medios de comunicación y los activistas. Los activistas deben moderar sus acciones para entrar de la manera deseada en la agenda mediática (por ejemplo realizar manifestaciones pidiendo la dación en pago en lugar de ocupación de edificios por los afectados). Otro motivo es el sensacionalismo que buscan los medios, por ello se hace imprescindible recoger el drama vivido por los afectados: suicidios, marginación social…

     

    Por otra parte en la agenda política las plataformas de afectados necesitan una en movilización de recursos para ser tenidos en cuenta por nuestros gobernantes. Una vez que las manifestaciones y la problemática social de los desahucios es tenida en cuenta por los medios y por una parte importante de la sociedad los que ejercen el poder empiezan a tratar el tema y a tomar medidas. De esta forma, se comprometen a trabajar en un pacto entre afectados, entidades financieras y partidos políticos para cesar esta problemática el pasado noviembre. Por su parte algunas entidades financieras  anuncian el cese de los desahucios mientras no se alcance dicho pacto. Esto es el reflejo de la coptación y la marginación institucional del conflicto.


  5. Conclusión:

     

    Los desahucios han ocupado gran parte de la agenda política, mediática y pública.

    En cuanto a la agenda política existen  múltiples argumentos, sucesos y datos que hagan que el este problema forme parte de ella, sin embargo a la hora de crear una solución no aporta lo suficiente, la búsqueda de soluciones y los portavoces políticos no son lo bastante significativos como para frenar dicho problema.

    La agenda mediática ha ayudado a la ciudadanía a conseguir visibilidad, demostrando el gran interés del tema para los ciudadanos españoles. Sin embargo las asociaciones ciudadanas en contra de los desahucios y sus actividades son tratadas por medios y políticos como actividades marginales, radicales, antisistema…hasta que crece la problemática social y estos moderan sus actuaciones que entran en las agendas políticas y mediáticas de la manera deseada. Es decir la desigualdad en el modelo de elitismo institucional entre los activistas y las asociaciones provoca que los activistas tengan que absorber las convenciones del modelo de poder para poder a empezar a conseguir tener la repercusión necesaria para conseguir sus aspiraciones

Like
Share

Share

Facebook
Google+