El papa Benedicto XVI renuncia al pontificado

El pontífice asegura que dejará su cargo el 28 de febrero y que se va por "falta de fuerzas" y que lo hace "por el bien de la Iglesia"

3,864 total views
  1. Así es, esto es verdad. ¡No se confundan! No crean lo que dice gente mal intencionada. Benedicto XVI quiere a la Iglesia y quiere lo mejor para ella.
  2. Sólo tengo algo que me preocupa, caerá o no la iglesia frente a este mar incesante de escándalos y polémicas? Con los atropellos y arrebatós de benedicto la iglesia no quedó con muy buena imagen, entonces, con el arribo del nuevo pontífice, cambiarían sus acciones? Cumplirian con Dios en no acumular riquezas y servir a dios de manera humilde llevando paz, pan, y brindando ayuda(ya que tienen bastante capital) para los que realmente la requieran?
  3. Sorpresiva y de tristeza la renuncia de Papa Benedicto XVI, pero es un acto particularmente valiente.
  4. JOVENES, OREMOS POR NUESTRO SANTO PADRE BENEDICTO, POR LO QUE ESTA PASANDO, POR EL MOTIVO EL CUAL LE OBLIGA A DEJAR SU MINISTERIO, ROGEMOS A DIOS PARA QUE LO ILUMINE Y DECIDA QUE ES LO MEJOR....... SANTO DIOS, SANTO FUERTE, SANTO INMORTAL, TEN PIEDAD Y MISERICORDIA DE NOSOTROS Y DEL MUNDO ENTERO............
  5. Ahora que Benedicto XVI ha renunciado, debemos recordar las profecías de San Malaquías, donde según, sólo queda un Papa antes del fin del mundo.....Será cierto??
  6. RENUNCIA DE BENEDICTO XVI DISCURSO: El discurso de renuncia de Benedicto XVI: "No tengo fuerzas" Se difundió la traducción del texto en latín que pronunció el Papa al anunciar su dimisión. Las razones de su apartamiento. "El boletín del Vaticano que anuncia la historica renuncia del Papa". "Queridísimos hermanos, Os he convocado a este Consistorio, no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia. Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino. Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando. Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de San Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado. Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice. Queridísimos hermanos, os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos. Ahora, confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, y suplicamos a María, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pontífice. Por lo que a mi respecta, también en el futuro, quisiera servir de todo corazón a la Santa Iglesia de Dios con una vida dedicada a la plegaria."
Like
Share

Share

Facebook
Google+